Los ambientes cálidos que inspiran paz y armonía.

inspiran ese espíritu que a todos nos gustaría que desprendiera nuestra vivienda: espacios diseñados con esmero que invitan a ser disfrutados a todas horas y en los que cada elemento crea un conjunto armónico y muy agradable.

4 pasos para crear un ambiente acogedor:

No hay una segunda oportunidad para causar una buena impresión. Y lo mismo ocurre con la decoración de una casa: cuando se entra en ella por primera vez, resulta muy sencillo saber si gusta o no. Pero, ¿cómo podemos garantizar que nuestra vivienda dejará huella en aquellos que nos visiten? ¿Qué hay que hacer para que nuestro hogar resulte acogedor?.

Todos y cada uno de los proyectos de decoración que he llevado a cabo como interiorista me han permitido comprobar que es posible diseñar un ambiente apacible y hogareño sin necesidad de contar con grandes espacios.

Y es que la calidez de una vivienda es independente del tamaño de la misma: por extraño que parezca, una mala selección de colores, materiales o una deficiente iluminación pueden hacer de una estancia pequeña que ésta resulte fría. Al contrario, una estancia de gran tamaño puede resultar entrañable y muy acogedora si se saben utilizar ciertas pautas con acierto.

Hoy os voy a enseñar cómo.

ambientes cálidos

La cálida luz natural

El factor principal para conseguir un espacio cálido es con la utilización de luz natural.

Para mi, la luz natural es uno de los mejores ‘elementos decorativos’ de los que puede disfrutar una casa: abrir todos los huecos posibles al exterior para bañar las estancias de luz puede ser la diferencia entre un espacio cálido y otro frío. Aprovechad las ventanas, claraboyas, tragaluces… y dejad que la luz natural irradie vuestra casa y os llene de energía.

Colores claros y suaves para crear ambientes cálidos

Otro aspecto decorativo muy significativo a tener en cuenta es el color seleccionado para nuestra casa: es muy importante usar tonos cálidos, claros y suaves combinados con la luz natural de la que antes os hablaba para dotar a nuestro hogar de una calidez casi intrínseca. Amarillo claro casi blanco, crema, vainilla, beig… tonalidades suaves que resultan muy acogedoras y agradables a la vista al mismo tiempo que amplían visualmente los espacios.

ambientes cálidos

Pero no vayáis a pensar que esto ya descarta el uso de colores oscuros o fríos con los que podamos contrastar espacios o contrarrestar ese efecto cálido. Para esas ocasiones, debemos estudiar muy bien la habitación, la disposición de los muebles y crear una iluminación indirecta con la que resaltar alguna zona, pieza de mobiliario o decoración. De esta forma se crea una atmósfera íntima, muy relajante y acogedora.

ambientes cálidos

Hogar cálido envuelto en maderas

Otro recurso que debéis tener en cuenta, y que resulta muy útil, es pavimentar la vivienda con parquet. Como sabéis, el uso de maderas en casa ya resulta de por sí muy cálido, así que, si llevamos este revestimiento a las paredes o el techo, aprovecharemos la calidez natural de la madera y la haremos extensible a la vivienda.

Optar por mobiliario de diseño con acabados en madera –como el roble y el haya- o utilizar otros más atrevidos, como el pauferro, es una opción con la que cumpliremos nuestro objetivo: crear un ambiente cálido y acogedor del que no querremos prescindir.

ambientes cálidos

La calidez del fuego en el hogar

Pero si al comienzo de este post os recomendaba la luz natural como una de las mejores herramientas para decorar vuestro hogar hay otro tipo de luces que también aportarán calidez en vuestras casas: las velas y candelabros siempre añaden un toque de estilo y elegancia a la vez que generan una cautivante sensanción de calidez en cada rincón en el que las hayáis colocado.

ambientes cálidos

Aunque, si hablamos de ambientes cálidos, seguro que más de uno ha pensado en un hipnótico espacio con chimenea como la de la imagen anterior. La luz del fuego en nuestro hogar es hechizante y muy relajante. Las chimeneas crean una atmósfera sumamente cálida ya que iluminan, sutilmente, con un manto de luz amarillo de lo más acogedor. ¿No os parece?

Laura Yerpes | Estudio de Interiorismo

Imágenes vía Pinterest