Ya sabéis que nuestro estudio de interiorismo está ubicado en Valencia, en un enclave incomparable, la Finca Roja, uno de los más destacables edificios de la arquitectura valenciana.

Este singular edificio se encuentra muy cerquita del centro, y mientras os escribo esto, en estos momentos, suena una de las primeras mascletàs de estas Fallas, la principal fiesta de la ciudad.

La llegada de las Fallas nos transporta a todos los valencianos a un mundo de color y folclore con siglos de tradición. Los pasacalles y desfiles de los falleros dejan a la vista esos estupendos atuendos regionalistas tan característicos, tan nuestros. Textiles singulares que evocan nuestra valencianía.

Son telas brocadas con texturas y colores que encajan perfectamente con la apuesta actual de Laura Yerpes Estudio de Interiorismo y que nos llenan de inspiración: pasión por las fibras naturales, los bordados y los trabajos hechos a mano. Una mezcla armoniosa para proyectos de interiorismo donde sedas y algodones dan un toque de estilo a cualquier rincón de nuestro hogar.

Ver pasar a las guapísimas falleras nos traslada casi al instante a momentos y lugares únicos como éstos.

El ecléctico azul, en todas sus gamas, nos trae bordados atrevidos y suaves, muy evocadores. Un tono que combina bien en cualquier estancia, con tejidos bordados y arriesgados.

Turquesa, aguamarina y verde agua son tonos de azules vivos y alegres, que sirven en decoración tanto para invierno como para verano. Ahora, que ya tenemos la primavera a la vuelta de la esquina, es un color ideal, y su combinación resulta muy sencilla.

Las Fallas, como Valencia, son sinónimo de colores y flores. Una selección adecuada de estas texturas evoca frescura y vida. Tienen una enorme capacidad de combinación y si nos dejamos guiar por el ojo experto del interiorista, podemos combinarlas de forma muy sutil… o con grandes dosis de originalidad y personalidad.

Grandes firmas como LIZZO, ALHAMBRA o DOMINIQUE KIEFFER son representativas del buen hacer en tejidos, con diseños y procesos de creación muy cuidados. Trabajos que rezuman ese aroma a lo artesanal, a lo clásico.

Fuego, ruido y fiesta. Gentío y alegría. La llegada de la fiesta valenciana nos permite hacer un paréntesis en el ajetreo de nuestras vidas. Y ese momento lúdico y tan nuestro podemos trasladarlo a nuestros hogares a través de colores y texturas que dan a nuestros tejidos un toque muy personal y sofisticado.

Laura Yerpes | Diseño de Interiores

Imágenes encontradas en Pinterest, LIZZO, ALHAMBRA y DOMINIQUE KIEFFER.