Croacia centro Dubrovnik

La brillante luz y los intensos colores que bañan las costas croatas son toda una inspiración para los nuevos proyectos de interiorismo que vamos a iniciar este mes de septiembre. Recorrer Croacia es toda una experiencia en la que descubrir, paso a paso, auténticas joyas culturales y naturales bañadas por el azul zafiro del mar Adriático.

Descubriendo Croacia paso a paso

Viajar es –además de un placer- una forma estupenda de crecer y aprender del interesante mundo que nos rodea. Una oportunidad única que los interioristas aprovechamos al máximo para descubrir estilos y materiales.

En esta ocasión, viajar por Croacia –ese gran descubrimiento desde hace unos años para las hordas de turistas que recorren masivamente sus pueblos y ciudades- es adentrarse en unos paisajes naturales espectaculares, descubrir un patrimonio cultural y unos tesoros arquitectónicos que dicen mucho de esta tierra que ha cambiado de manos y de imperios desde el inicio de los tiempos.

Croacia: un viaje en el tiempo

Croacia ofrece una atmósfera que es inspiración en estado puro para cualquier ojo ávido de inspiración: un estilo que se aproxima bastante a alguno de nuestros proyectos de interiorismo más mediterráneos, aquellos que hacen de la luz natural un elemento decorativo más pero sin perder de vista los toques artísticos con muebles antiguos y bien conservados que siempre guardan una gran historia que contar.

Recorrer las preciosas calles cubiertas de mármol de Dubrovnik o el laberinto colorido impregnado de sal de Rovinj han llenado de ideas y nuevos bocetos mis cuadernos para futuros proyectos de decoración.

Cruce de estilos e historia

Resulta muy interesante descubrir todas las influencias de las que beben las ciudades croatas: se puede descubrir a cada paso los variados estilos que –el paso del tiempo y de los imperios- han dejado en su arquitectura. Desde los palazzi venecianos a sus columnas romanas, las iglesias eslavas o los fuertes napoleónicos y las mansiones vienesas. Todo guarda un equilibrio y una perfecta combinación que nos permite adentrarnos en la historia antigua poco a poco.

No hay un paso en Croacia que no tenga su recompensa: rincones llenos de historia y glamour palpable en todas las ciudades costeras en las que recalan los yates más deslumbrantes de todo el Adriático.

Desde mi punto de vista, Croacia es, por derecho propio, una auténtica joya repleta de notas artísticas, piezas históricas muy bien conservadas y un glamour lujurioso que invita a disfrutar de la vida a grandes sorbos.

Laura Yerpes | Interiorismo & Decoración

Fotos: Pinterest & LLG

Croacia Lagos Plivitce Croacia Rovinj Croacia anfiteatro Pula Croacia centro Split Croacia Split Croacia Dubrovnik noche Croacia catedral Sibenik Croacia puerto Zadar